Robot repartidor

¿Qué es un robot repartidor?

El robot repartidor, también conocido como robot de reparto, robot mensajero o robot para delivery, es un tipo de robot autónomo que realiza las tareas de mensajería típicas que habitualmente hacen los trabajadores de reparto como carteros o repartidores a domicilio. Es decir, se encargan de llevar paquetes o cartas de poco peso de un lugar de origen a un lugar de destino, el cliente final. La peculiaridad de este tipo de robots frente a otros es que son capaces de orientarse en lugares públicos para llegar a su destino. Es un robot que cumple tareas logísticas de tipo «última milla«, es decir, repartos de distancia corta entre punto de salida y cliente.

Buscador de robots repartidores

La siguiente lista muestra los últimos robots repartidores que se han añadido a la web. Los resultados pueden filtrarse según el precio (de alquiler y/o venta):

Búsqueda

Sector

Fabricante

Modo de compra

Precio

Compra (€):
Alquiler (€):
Robot Delivers.ai (fuente:delivers.ai)
El robot Delivers.ai es un robot autónomo que circula por la calle y permite la entrega de paquetes a domicilio por parte de supermercados.

¿Cómo funciona el robot repartidor?

Una vez que el robot recibe una orden de entrega, se dirige de forma autónoma hacia la dirección especificada utilizando su sistema de navegación (compuesto por sensores principalmente). El software se encarga de evitar objetos y obstáculos en el camino. También puede lidiar con su entorno si hay cambios repentinos (por ejemplo, si alguien se cruza en el camino). Al llegar a su destino, el cliente abre el compartimento de carga para recoger su pedido (normalmente mediante una app móvil o un código QR).

Ventajas de los robots repartidores

El futuro del reparto a domicilio son este tipo de robots. Se trata de una más sostenible solución para picos de demanda. La desventaja del coste suele aliviarse cuando se hace uso de una flota de repartidores (sobre los 80 aproximadamente por zona de reparto). Eso hace que sea un tipo de robot más aconsejado para empresas que trabajen con un volumen de pedidos importante (por ejemplo, actualmente lo usan empresas como Telepizza, Día o Glovo).

¿Cuáles son los principales problemas de los robots repartidores?

Los principales problemas de los robots repartidores suelen ser su coste y su capacidad limitada para maniobrar en entornos complejos. Además, a medida que los robots de reparto se vuelven más frecuentes, existe el riesgo de congestión en las zonas urbanas. También hay un problema de inseguridad de la carga al que se hace frente con un elevado peso del propio robot y con un método fiable en cierre del compartimento de carga.

La información de esta página fue actualizada hace 2 semanas